Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 1 julio 2010

Estatutos E. U. C. Costa Ballena-Rota - II


[Img #1175]

Segunda Parte


T ÍT U L O   I V



RÉGIMEN ECONÓMICO



Artículo 40.-  Presupuestos de la Entidad

1. La gestión económica de la Entidad estará sometida al régimen de Presupuesto.

2.  El  Consejo  Rector  elevará  a  la  Asamblea  General  dentro  del  mes  de  septiembre  de  cada  año,  lapropuesta de Presupuesto Ordinario anual para el ejercicio económico siguiente, con las previsiones adecuadassobre la cuantía y plazo de las aportaciones y gastos.

3. En el supuesto de que sea necesario realizar, con anterioridad a la aprobación del Presupuesto Ordinario para el siguiente ejercicio, gastos para los que no exista previsión presupuestaria, el Consejo Rector elevará para su aprobación a la  Asamblea General  la  oportuna propuesta  de Presupuesto  Extraordinario,  pudiendo adoptar excepcionalmente las medidas provisionales pertinentes, si las circunstancias lo demandaren.

4.  Si  al  iniciarse  el  ejercicio  económico  no  se  hubiera  aprobado  el  Presupuesto  correspondiente,  se
considerará automáticamente prorrogado el anterior y continuarán girándose las cuotas correspondientes.

Artículo 41.-  Cuentas Anuales

El ejercicio económico se cerrará el 31 de diciembre de cada año. El Consejo Rector examinará las cuentas anuales y las pondrá a disposición de los miembros de la Entidad de Conservación en el domicilio social, con la convocatoria para la primera Asamblea Ordinaria anual, en la que se decidirá sobre su aprobación.

Artículo 42.-  Aportaciones

1.  Los medios  económicos de la Entidad de  Conservación  están constituidos  por las aportaciones  de los propietarios de  las  parcelas  de la urbanización, así como por  las  subvenciones, auxilios, donativos y cualquier otro ingreso que obtenga para el cumplimiento de su objeto y fines, así como para su correcto funcionamiento.

2.  La  aportación  global  exigible  al  conjunto  de  los  propietarios  de  las  parcelas  para  atender  los gastos previstos en cada Presupuesto se fijara en su estado de ingresos, sin perjuicio de que el Consejo Rector proceda a su distribución en forma de cuotas entre los propietarios de cada una de las parcelas de la urbanización.

3.  Las aportaciones económicas que  en orden a costear el  mantenimiento de la urbanización corresponde efectuar  a  cada  uno  de  los  propietarios  individuales  o  comunidades  de  propietarios  de  las  parcelas  de  la urbanización, revestirán forma de cuotas que podrán ser ordinarias y extraordinarias.

4. Las cuotas de conservación de la urbanización aplicables a cada propietario de parcela, tanto ordinarias como  extraordinarias,  se  fijarán  en  función  del  coeficiente  de participación  asignado  a  las  parcelas  cuya titularidad determina la integración obligatoria en la Entidad, con independencia de su grado de edificación y de la  edificabilidad  que  hubieran  efectivamente  consumido,  todo  ello  sin  perjuicio  de  los  criterios  que  son  de aplicación a las parcelas dotacionales establecidas en el art. 13.2.

5.  Sin perjuicio de las cuotas  exigibles a los propietarios en  orden a contribuir a  los  gastos comunes de conservación  y  mantenimiento  de  las  obras  de  urbanización,  en  el  supuesto  de  que  la  Entidad  asumiera  la prestación de un servicio o la realización de una actividad que beneficiara de modo particular a un propietario o comunidad de propietarios, la  Entidad les exigirá como contraprestación  el pago de su importe, el cual deberá cubrir como mínimo el coste  del servicio prestado  o de  la actividad realizada. Las  tarifas o  precios de  dichas
prestaciones y actividades serán fijadas y aplicadas, por el Consejo Rector, conforme a la legislación que le sea de aplicación.

Artículo 43.-  Cuotas de conservación ordinarias

Se  considerarán  cuotas  ordinarias  las  destinadas  a  sufragar  los  gastos  generales  y  corrientes  de funcionamiento de  la Entidad de  Conservación,  así  como todos  aquellos  que  se incluyan en  los  Presupuestos Ordinarios anuales.

Artículo 44.-  Cuotas de conservación extraordinarias

Las cuotas extraordinarias tendrán por finalidad los gastos imprevistos y no consignados en el Presupuesto ordinario, y para su determinación y forma de pago se estará a lo que se disponga en el acuerdo aprobatorio del Presupuesto extraordinario en que se prevean.

Artículo 45.-  Pago de las cuotas

1. Las cuotas ordinarias y extraordinarias se calcularán distribuyendo el total de las aportaciones exigibles a los propietarios y  comunidades  de  propietarios  de parcelas  de  la  urbanización  conforme  a  los  Presupuestos aprobados, correspondiendo al  Consejo Rector una vez aprobados los presupuestos la fijación de la cuantía de las  mismas  en función  de los coeficientes de  participación de  cada cual  en  la Entidad. Asimismo, el  Consejo Rector determinará su periodicidad, devengo y forma de pago.

2.  Están obligados  al pago de las cuotas las personas físicas  y  jurídicas propietarios de las parcelas de la urbanización. No obstante, por constituir el pago periódico de las cuotas de conservación de la urbanización una obligación  de  carácter  unitario  e  indivisible,  en  el  supuesto  de  situaciones  de  cotitularidad  sólo  podrán  ser satisfechas  de  modo  mancomunado  y  conjunto  por  todos  los  comuneros  a  través  de  sus  órganos  de
administración  o  de  quienes  ostenten  su  administración  y/o  representación,  los  cuales  las  repercutirán  como gastos comunes entre sus miembros. Sin perjuicio de ello, en caso de impago de dichas cuotas, los comuneros serán subsidiariamente responsables del pago de las mismas en función de los coeficientes de participación que tengan  asignados  en  dichas  comunidades,  transformándose  dicha  obligación  de  pago  que  recae  sobre  la colectividad de los comuneros de modo mancomunado o colectivo, en una obligación parciaria de cada uno de ellos.

Artículo 46.-  Efectos de la falta de pago

1.  El  impago  de  las  cuotas  ordinarias  y  extraordinarias,  en  los plazos  que  se  determinen  producirá  los siguientes efectos:

a)  Terminado el período de pago voluntario la cuota exigible se verá incrementada automáticamente en un 2 %, con independencia de la demora en el pago, y se requerirá por el Presidente de pago al propietario moroso.

b)  Si la cuota exigible con el recargo señalado en el punto anterior no se abonase en el plazo de un mes desde  el vencimiento  del período  voluntario,  dicha cuantía  se incrementaría por  aplicación del interés resultante de incrementar en 6 puntos el interés legal.

c)  Los recargos previstos en los apartados anteriores, serán compatibles con la solicitud, dirigida por el Presidente a la Administración actuante, para la exacción de las cantidades adeudadas por la vía de apremio. Dicha solicitud llevará aparejada, desde su fecha, la imposibilidad de nuevos recargos por demora, excepto los que conlleve la vía solicitada.

d)  Los  efectos  y  procedimientos  anteriores  serán  compatibles  con  la  posibilidad  de  proceder judicialmente contra el moroso.

e)  Los  procedimientos  establecidos  por  los  apartados  c)  y  d)  no  se  podrán  instar  hasta  que transcurra, como mínimo, el plazo de un mes desde que  por el Presidente se requiera de pago al moroso.

f)  Serán de cuenta de los miembros morosos los gastos y costas judiciales y extrajudiciales que, en su caso, se produjeren.

2. El requerimiento de pago se realizará mediante carta certificada, oportunamente sellada por la oficina de Correos, o cualquier  otro  medio que  permita tener constancia de la recepción y su fecha, de  la persona que la recibe y de la identidad de lo notificado. El requerimiento se dirigirá al domicilio que el miembro de la Entidad haya fijado al efecto, pudiéndose hacer cargo de la notificación cualquiera de las personas que señala el art. 59 LPAC. Cuando el domicilio fijado por el miembro para las notificaciones fuese erróneo y se ignore su domicilio real, el requerimiento se hará mediante fijación de anuncios en el tablón de la Entidad.

Articulo 47.-  Disposición de los fondos de la Entidad

Para disponer de los fondos de la Entidad se estará a lo que acuerde por el Consejo Rector.

Artículo 48.-  Contabilidad

La Entidad de Conservación llevará libros adecuados para contabilizar su gestión económica de los que se pueda,  en todo momento,  dar  razón  de las  operaciones  efectuadas y se  puedan deducir las cuentas  que deban rendirse.

Artículo 49.-  Ejecución subsidiaria

En  el  supuesto  de  que  la  Entidad  no  atendiese  en  debida  forma  a  sus  deberes  de  conservación,  la Administración urbanística actuante podrá dirigirse contra todos y cada uno de sus miembros para exigir el pago de las  cantidades  necesarias,  pudiendo utilizar la  vía  administrativa  o  civil  que  estime  más  conveniente,  con ejecución subsidiaria de las obras.

T ÍT U L O    V I

RÉGIMEN DE LOS ACUERDOS DE LOS ÓRGANOS DE LA ENTIDAD DE CONSERVACIÓN.-

Artículo 50.-    Ejecutividad de los acuerdos de los órganos de la Entidad
 
Los acuerdos de los órganos de la Entidad, adoptados en el ámbito de sus respectivas atribuciones y que no requieran  aprobación  de  la  Administración  actuante,  serán  inmediatamente  ejecutivos,  sin  perjuicio  de  las acciones y recursos que contra los mismos procedan.

Artículo 51.-  Impugnación de los acuerdos de los órganos de la Entidad

1. Contra los actos, expresos o presuntos, de la Asamblea General, del Consejo Rector y de cualquier otro órgano de  la  Entidad  podrá  interponerse  recurso  ordinario ante la  Administración  actuante  en  el plazo  de  un mes.  La  resolución  expresa  o  presunta  de  dicho  recurso  agotará  la  vía  administrativa,  quedando  expedita  la acción correspondiente  ante la jurisdicción  contencioso-administrativa de acuerdo con  la Ley reguladora de  la
materia.

2.  La  impugnación de  los  mencionados  acuerdos  no menoscaba su inmediata  ejecutividad  y su eficacia, salvo que así lo acuerde expresamente el órgano que haya de resolver el correspondiente recurso.

3.  No  están legitimados  para la  impugnación quienes hubiesen  votado  a favor  del  acuerdo,  por sí o  por medio de sus representantes.

T Í T U L O    V I I

DISOLUCIÓN Y LIQUIDACIÓN

Artículo 52.-  Disolución

1.  La disolución de la Entidad  de Conservación deberá  ser autorizada por  la Administración  actuante en uso  de  sus  atribuciones,  previa  petición de la  Asamblea  General  adoptada  con  el  quórum  establecido en los presentes Estatutos.
 
2. Serán causas de disolución de la Entidad de Conservación las siguientes:

a)  El cumplimiento total de su objeto y fines.

b)  Por ley o mandato judicial.

c)  Cuando,  por  el  Ayuntamiento  de  Rota,  se  hayan  concedido  licencias  de  primera  ocupación respecto  de  la  edificación  correspondiente  al  60%  del  aprovechamiento  total  que  resulta  del Proyecto de Compensación.

d)  Antes del cumplimiento total de su objeto y fines, por acuerdo de la Asamblea General, adoptado con  el  quórum  establecido  por  el  art.  26.2  de  los  presentes  Estatutos,  sin  perjuicio  del cumplimiento,  por  subrogación,  de  las  obligaciones  contraídas  y  de  las  responsabilidades subsidiarias a que pudiera haber lugar, conforme a lo que se disponga en el acuerdo municipal de autorización de la disolución.

3.  El  acuerdo de disolución de  la Entidad  de Conservación incluirá las líneas  generales a aplicar para su liquidación.

Artículo 53.-  Liquidación

1. Adoptado el acuerdo de disolución y con sometimiento a las líneas generales contenidas en el mismo, el Consejo  Rector  adoptará  las  medidas  pertinentes  para  la  liquidación  del  patrimonio  de  la  Entidad  de Conservación.

2. El haber líquido que pudiera existir en el patrimonio de la Entidad se aplicará, en primer lugar, al pago de  las  deudas  pendientes,  y  el  remanente,  si  lo  hubiere,  se  distribuirá  entre  los  integrantes  de  la  Entidad en proporción a sus respectivos coeficientes de participación.

3. La personalidad jurídica de la Entidad solo se extinguirá tras la liquidación de la misma.

 
D I S P O S I C I O N E S    A D I C I O N A L E S

Por  su  carácter  de  unidad  urbanística  integrada  de  ámbito  plurimunicipal,  la  actuación  "Costa  Ballena" exige necesariamente la conjunción, en una instancia común, de las dos Administraciones urbanísticas actuantes, los  Ayuntamientos  de  Rota  y  Chipiona,  a  los  que  habrá  de  estar  sometida  en  el  futuro,  a  fin  de  lograr  la coordinación  mutua  en desarrollo  de  sus  funciones  públicas,  y  en  la  exigencia  equitativa  y  homogénea  del cumplimiento por los propietarios de su deber de contribución al sostenimiento de los gastos de conservación de la urbanización proyectada.

Dicha conjunción y coordinación exige a dichos  Ayuntamientos, entre otros mecanismos de concertación y  cooperación,  la  creación  de  una  Mancomunidad  Intermunicipal,  un  Consorcio  o  cualquier  otra  entidad asociativa que  integre a los  mismos  en una organización común, en orden a la adecuada  gestión pública de la actuación. De otro modo, no resulta  posible una justa y operativa distribución entre los futuros propietarios de la  actuación  de  las cargas  derivadas  de  sus  deberes de conservación,  ni  tampoco una  adecuada gestión  de  la conservación de la urbanización.

Y  ello,  porque  la  equitativa  distribución  de  aquellas cargas  y  la  operatividad  funcional  que  requiere  el cumplimiento  del  deber  de  conservación,    impone  necesariamente  la  constitución  de  una  Entidad  de Conservación única que gestione integralmente el  mantenimiento de la futura urbanización.
 
Por  estas  razones,  y  dado  el  desigual  desarrollo  de  la  actuación  en  los  dos  términos  municipales,  en principio  se  impone  la  constitución  de  una  Entidad  de  Conservación  que  tenga  su  ámbito  de  actuación inicialmente  reducido  a  la  parte  de  la  actuación  situada  en  el  término  municipal  de  Rota,  cuyas  obras  de urbanización están a punto de ser concluidas.

Pero  esta Entidad ha  de  ser entendida  y configurada necesariamente  como  abierta  a  la aparición  de  una instancia  aglutinadora  de  las  funciones  públicas  que  corresponden  a  ambos  Ayuntamientos    como Administraciones  urbanísticas  actuantes  y,  también,  a  la  incorporación  de  los  propietarios  de  la  parte  de  la actuación  comprendida  en  el  término  municipal  de  Chipiona,  una  vez  concluya  la  correspondiente  Junta de Compensación la ejecución de sus obras de urbanización.

Es  por  todo  ello,  por  lo  que  se  hace  necesario  arbitrar  unas  Disposiciones  Adicionales  a  los presentes Estatutos de la Entidad de Conservación "Costa Ballena" que, previendo el tránsito desde una Entidad de ámbito municipal  -porque  ahora  solo puede  constituirse  como  Entidad  dependiente de  un  solo Ayuntamiento,  el de Rota- a una Entidad de ámbito plurimunicipal, traten de facilitarlo, a través de reglas sencillas y de operatividad inmediata, que sorteen  las  dificultades que seguramente  aparecerían si  dicho tránsito  hubiera de  ser  tramitado como modificación de los presentes Estatutos y de los criterios establecidos para determinar los Coeficientes de Participación  de  las  parcelas  en  el  conjunto  de  la  Entidad,  sin  perjuicio  de  la  consideración  de  las particularidades de la actuación y demás circunstancias que concurran.

En su virtud, y con el carácter de Disposiciones Adicionales a los presentes Estatutos, se dispone:

Primera.-

Una  vez se constituya  para "Costa  Ballena" una Mancomunidad Intermunicipal,  Consorcio,  o cualquier otra entidad asociativa, que integre a los Ayuntamientos de Rota y Chipiona en una instancia común en orden a la  adecuada  gestión  pública  de  la  actuación,  la  entidad  resultante  sucederá  al  Ayuntamiento  de  Rota  en  el ejercicio de sus funciones de Administración urbanística actuante respecto de la Entidad de Conservación.

Segunda.-

Con  la  constitución de la  instancia intermunicipal prevista en la Disposición anterior, el ámbito inicial de actuación de la Entidad de Conservación "Costa Ballena", previsto en el art. 3.1. quedará directamente ampliado y pasará a incluir, sin más trámite, los terrenos de la unidad urbanística comprendidos en el término municipal de Chipiona, sin perjuicio de lo establecido en las disposiciones siguientes.

Tercera.-
 
La  incorporación  efectiva  de  los  propietarios  de  los  terrenos  y  edificaciones  de  la  unidad  urbanística integrada "Costa Ballena" situada en el término municipal de Chipiona, tendrá lugar una vez les sean entregadas a  aquellos  por  la  correspondiente  Junta  de Compensación,  total  o  parcialmente,  las  parcelas  que  les  fueran adjudicadas en el Proyecto de Compensación en las condiciones que se fijen.

Cuarta.-

Conforme  se  vayan  entregando  a  sus  adjudicatarios  las  parcelas  en  las  condiciones  señaladas  en  el apartado  tercero,  la  entidad  intermunicipal  que  asuma  la  condición  de  Administración  actuante  procederá  a ajustar  los  Coeficientes  de  participación  de  las  parcelas  de  la  urbanización  que  estuvieran  vigentes,  para adecuarlos a la nueva proporción que resulte de los metros cuadrados de techo asignados por el planeamiento a las  parcelas lucrativas    resultantes  y  a  los  que  fueran  computables  para  las  parcelas de dominio  público  que conforme a lo establecido en los presentes Estatutos han de contribuir a los gastos de conservación.



EUC Costa Ballena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress